lunes, 19 de marzo de 2012

El Niño Feliz Comentario del libro de Dorothy Corkille

      Su clave psicológica (Primera parte)




Recientemente leí el libro "El niño feliz" de Dorothy Corkille Briggs,  (educadora, psicóloga y consejera de matrimonios y familias)  es un libro que no había podido conseguir (para variar) y se centra en el tema de la autoestima  en los niños. El libro dice que en nuestro papel de padres somos espejos psicológicos que  nuestros hijos emplean para construir su propia identidad y esto impacta toda su vida. Los niños nacen sin sentido del yo, y  de acuerdo a estudios realizados la personalidad consciente no es instintiva, es más bien una realización social.  Y es cierto cuántas veces no hemos visto repetir actitudes, frases y reacciones de nuestros hijos idénticas a las nuestras, ellos nos están observando todo el tiempo, y creen lo mismo que nosotros creemos y sentimos acerca de ellos. Hacen lo que hacemos no hacen lo que decimos. 
Les dejo una extracción de las Ideas Fundamentales y puede servirnos para echarnos un viaje a la infancia, ser introspectivos y analizar cómo andamos para poder darle algo mejor a los chicos. Personalmente he encontrado mucho trabajo en mí misma para poder ofrecer una mejor versión de mí al mundo, especialmente a Fabián y Patricio. el libro es muy bueno, lo interesante es realmente trabajar y cambiar, hacerlo! Espero que les pueda ser muy útil.


Las bases de la salud mental:

  • Lo que el niño siente respecto de sí mismo afecta su manera de vivir la vida
  • La autoestima elevada se funda en la creencia, por parte del niño, de ser digno de amor y valioso
  • El niño debe saber que importa por el mero hecho de EXISTIR
  • El niño debe sentirse competente en el manejo de sí mismo y de su entorno. Necesita sentir que tiene algo que ofrecer a los demás
  • La alta autoestima no es un ENGREIMIENTO: consiste en que el niño se sienta serenamente cómodo de ser quien es.
Los espejos crean nuestras propias imágenes

  • El niño aprende a verse a sí mismo tal cual lo ven las PERSONAS IMPORTANTES que lo rodean
  • construye su autoimagen de acuerdo con las palabras, el lenguaje corporal, las actitudes y los juicios de los demás.
  • La alta autoestima surge de experiencias positivas con la vida y el amor
Los espejos influyen la conducta
  • La conducta del niño se ajusta a su autoimagen (es decir el niño primero se crea una imagen de sí mismo con los espejos que le damos y luego se conduce de acuerdo a ello)
  • El niño puede tener confianza en sí mismo en un terreno y en otros no; su forma de actuar nos da claves acerca de si se siente que opera desde una popsición fuerte (enunciados positivos acerca de sí mismo).
  • Cuando el niño se considera inepto espera fracasar y actúa en consecuencia La seguridad personal, en cambio le da el valor y la energía necesarios para salir al paso de cualquier tarea; le permite esperar y vencer; también actúa en consecuencia.
  • La creencia en sí mismo asegura al niño mejores resultados en sus relaciones con los demás. De este modo, es más probable que alcance la felicidad
El precio de los espejos distorsionados
  • El niño busca autorrespetarse
  • Cuando se siente inepto puede someterse a una vida de autodestrucción y de retracción, o bien elevar diversas defensas que le permitan conservar la autoestima
  • Las defensas neuróticas se erigen en torno de la creencia de ser indigno de amor y carente de valor
  • Cuando las defensas alejan a los demás, el niño deja insatisfecha su necesidad de reflejos positivos.
La trampa de los reflejos negativos
  • La visión de sí mismo por parte del niño cambia constantemente
  • Si el niño se convence de no ser bueno , se verá obligado(por la necesidad de conservar su coherencia interna) a evitar que le lleguen mensajes positivos acerca de sus aptitudes
  • Las actitudes negativas del niño hacia sí mismo, se pueden transformar en autoestima si se brinda al niño un clima de aceptación y experiencias de éxito
Pulimento de los espejos representados por los padres
  • Todos vemos a nuestros hijos a través de los filtros de la inexperiencia, las normas ajenas, nuestros conflictos no resueltos, nuestras necesidades insatisfechas y nuestros valores culturales.
  • Los filtros se transforman en expectativas, de acuerdo con las cuales medimos a nuestros hijos y que influyen la forma en que los tratamos.
  • Cuando nuestras expectativas no se ajustan a nuestro hijo y a su etapa de crecimiento en particular, lo más probable es que nos sintamos decepcionados por eso.
  • Cuando el niño siente constantemente que no cumple con lo que esperamos de él, pierde el respeto por sí mismo
  • Nuestras expectativas tienen más probabilidades de ser justas cuando se fundan en hechos del desarrollo de los niños, la observación alerta y la sensibilidad respecto de las presiones sufridas por nuestro hijo en el pasado y en el presente.
  • Revisemos nuestras expectativas a menudo; ellas son muy proclives a quedar fuera de lugar
  • Tanto más satisfechos nos sintamos como personas, tanto menores serán las presiones no realistas
  • Hacemos a nuestros hijos lo que nos hacemos a nosotros mismos Por consiguiente el aumento de nuestra autoaceptación nos permitirá aceptarlos a ellos.
Hasta aquí ésta primera parte  creo que tenemos mucha chamba por hacer, meditar y  decidir continuará..






2 comentarios:

  1. Wow es un libro, (que por tu comentario),creo que no debe faltar en casa, te prometo que lo leeré. Recomiendame mas libros por fa :)

    ResponderEliminar
  2. Es un gran libro de autoestima Nuri, personalmente lo recuerdo mucho en mi día a día, te sensibiliza mucho para entender el corazón de los niños, el gran reto es transformar la mente y ponerlo en practica Graciss. por leer, te mando un beso!

    ResponderEliminar

Tu opinión es súper importante, por favor no dudes en hacerlo