miércoles, 6 de junio de 2012

Homeschooling: la libertad de elegir

La educación en casa que también es conocida como Homeschooling representaba una opción poco difundida, hasta hace algún tiempo.
 En mi caso particular y debido a la falta de información cuando por primera vez supe del tema llegó a mi mente la imagen de un niño sentado en su casa de lo más aburrido con su madre como maestra y sin "tantos recursos" como los da la escuela... nada más lejos de la realidad. 
Dado que la situación de la educación a nivel global tiene tantos vacíos y dificultades, y más puntualmente en nuestro país se ha convertido en tema de todos los días.  El homeschooling se está convirtiéndo en una práctica cada vez  más conocida y aceptada.

El principio fundamental del homeschooling se basa en el hecho de que todos los niños poseen una curiosidad natural que les impulsa y es la fuerza motora capaz de llevarlos a desarrollar todas sus potencialidades.


En realidad la escuela tradicional como la conocemos hoy en día no es tan vieja en comparación con la historia de la humanidad; ni ha existido siempre aunque sí es obsoleta porque no responde a las necesidades actuales; apareció con el surgimiento de la revolución industrial y la necesidad imperiosa de que alguien se hiciera cargo de los niños mientras los padres salían a trabajar.
 Estamos acostumbrados a rechazar todo lo que no es "conocido", todo lo que no encaja con los modelos que ya tenemos aceptados  e institucionalizados. Estamos llenos de viejos paradigmas que si son rotos por otros o movidos se cimbra el piso en el que andamos. Como padres tenemos el derecho además de la responsabilidad de escoger cómo educar a nuestros hijos, así como elegimos muchas otras cosas con respecto a ellos 
El homeschoooling representa una gran alternativa a la vez que se erige y tal vez sin querer, como una crítica a los sistemas educativos actuales que limitan la creatividad y el potencial de los niños, queriendo introducirlos en una uniformidad tal que deja de lado las particularidades específicas y maravillosas de cada ser humano, obligándolos a memorizar información sin comprensión, datos, fechas históricas y hasta poemas con la única finalidad de acreditar asignaturas, años escolares y certificados porque hemos endiosado la idea de que la escuela es el único lugar dónde se genera conocimiento, cuando ante nuestros ojos a gritos es ovbio que no, pero sí es la institución aceptada y oficial que se niega a reinventarse para convertirse en algo que realmente funcione para hacer mejores individuos: además de su imposibilidad para producir personas que son capaces de saber qué hacer con la información y analizarla y procesarla para tener un pensamiento crítico, autónomo, propositivo,  no sólo memorizar con la finalidad de obtener una calificación o un certificado.

 Tenemos que reconocer que hay un fracaso en la educación, específicamente en nuestro país, un fracaso para generar personas con pensamiento crítico y proactivo, personas que pueden egresar de una carrera y saber qué hacer con lo que vieron cientos de horas en un aula, vaya, los jóvenes salen de las preparatorias sin siquiera saber leer y escribir correctamente, y menos esperar que sea parte de su estilo de vida la lectura. 

¿Por qué homeschooling?

Los motivos que llevan a una familia a optar por el homeschooling pueden ser muy diversos, hay quienes lo hacen por necesidades específicas como el trabajo de los padres, que en muchos casos tiene que viajar, o necesidades especiales en el aprendizaje de los niños que van desde niños con altas capacidades, síndrome de Asperger etc., en otros han llegado a manos de los papás libros de autores como John Holt o Jhon Taylor Gatto y esto ha revolucionado  sus mentes, otros casos por un gran compromiso con la educación de los niños o por motivos religiosos. Sean cuales fueren las razones el homeschooling o educación en casa es una gran alternativa y un respuesta a las necesidades y demandas en la educación actual. La gran pregunta para quienes desean iniciar la aventura de educar en casa sería si ¿realmente disfruto de estar con mis hijos? ¿quiero tomar la responsabilidad total por la formación de mis hijos? pareciera que la respuesta natural a estas dos preguntas es "Sí"o más aún: "Por supuesto que Sí" Pero si somos honestos y profundos la realidad en muchos casos es NO muchas; mamás ven la escuela como una manera de descansar de los niños, de tener "unas horas para mi" de no tener que "batallar" porque a pesar de haber decidido tenerlos no hay la paciencia y control para pasar largo tiempo con ellos; se sufren en lugar de gozarse y por otro lado hemos confundido las cosas y pensamos que la escuela es quien va a formarles adecuadamente y recargamos por completo ésta responsabilidad a dicha institución. Lo anterior lo afirmo sin generalizar porque hay multitud de padres comprometidos con la educación de sus hijos y con ese mismo compromiso llevan a los chicos a la escuela y están comprometidos y atentos a su formación.

Metología
En realidad NO exite una metodología como tal,no hay una forma establecida. La manera  de llevar a cabo la educación sin escuela es tan variada y diversa como familias hay. Cada familia tienes su propio enfoque y filosofía, su propia personalidad.
El tiempo que se invierte es muy variado de acuerdo a la elección y necesidades de cada familia Los métodos y las formas son infinitos hay quienes usan currículos o programas a distancia y usan horas muy específicas del día, hay quienes han optado por desarrollar sus propios planes de trabajo o quienes se apoyan en la metodolofía Montessori o Waldorf. También hay quienes hacen Unschooling ( tema que merece un post aparte) o híbridos y mezclas tan diversas como lo es cada familia, esa es una gran fortaleza de la escuela en casa cada familia puede adaptarlo a sus propios intereses y necesidades-

Bondades de la educación en casa

  • Conocer, enfocar y potencializar el talento de nuestros niños
Al pasar tanto tiempo con el niño, se abre la gran oportunidad de observarle y sin prisas, escuchar y conocerle. Llegar a conocer a un niño y descubrir cual es su talento (talentos) creo que es una inversión significativa de tiempo durante su  primera infancia, vivimos tan de prisa y queremos tanto calificar en la escuela que como padres muchas veces pasamos de largo esto y nuestro enfoque se  limita a que el niño apruebe el año y saque la primaria como pueda. Todo ser humano hemos sido dotados por la naturaleza y la genética de talentos, de cualidades únicas y grandiosas, todos somos muy buenos en algo o en varias cosas; sin los horarios, estructuras y sin tener que dividir necesariamente en asignaturas el conocimiento se puede conocer primero (ante  todo) y luego fomentar y ayudar a desarrollar el talento específico con el que han nacido ya los niños. La escuela tradicional llena de programas y formas tiene tales exigencias que ahoga o pasa de lado en muchos casos ese talento.

  • Es el campo fértil para establecer una auténtica conexión 
La relación que se establece con la enseñanza en familia es única, es íntima y es perdurable, "trabajar" junto a un niño, mostrar respeto por sus intereses, permitir el libre conocimiento y el tiempo juntos, atender sus necesidades físicas y emocionales, hablar, escuchar, solucionar conflictos juntos, experimentar, viajar y descubrir el mundo son el campo propicio para conectarse emocionalmente con el niño, a la vez que la relación entre hermanos también se estrecha. La felxibilidad de tiempo, el no tener tareas vespertinas da como regalo largas horas de juego ininterrumpido ahí es donde más se puede conocer a los hijos: jugando con ellos y mirándoles jugar. En sintésis el estar presente y disponible emocionalmente da paso a la Conexión y eso no es un beneficio de corto plazo sino una inversión para toda la vida

  • Enseñanza personalizada: Aprendizaje personalizado 
Como hemos hablado cada pequeñito tiene habilidades distintas y únicas que en un grupo de 20 o 40 niños se ven diluídas, ignoradas. Existen 4 perfiles básicos y  32 perfiles dominantes básicos de estilo de aprendizaje Acompañar y ser un facilitador del aprendizaje de acuerdo al estilo y ritmo de cada niño de una forma personalizada es una gran bondad de la escuela en casa. Qué tormento debe ser para un niño kinéstesico tener que permanecer 20 minutos escuchando a su maestra con asuntos que no son de su interés y estar calladito en su lugar, (es cuando comienzan los reportes y las dificultades, cuando comienzan los diagnósticos al vapor de niños TDA o niños problema) cuando por más que quiere su cuerpo comienza a gritarle que se mueva y sus oídos y ojos quedan bloqueados para responder a la exigencia del momento.
 En casa se puede parar cuando es necesario para dar unos brincos, tomar agua, respirar y ayudar a cada niño de acuerdo a su propio estilo de aprender, además de poder profundizar en los temas que realmente le interesan sin un límite: recurrir a museos, videos, libros entrevistas de viva persona e ir al lugar de los hechos. Muchos niños se desarrollan con éxito en la escuela tradicional pero el resto, que resulta la gran mayoría y cuyas habilidades naturales no encajan con los sistemas y programas son etiquetados y su talento queda encajonado así como la posibilidad de desarrollar sus habilidades El niño va a su propio ritmo sin tener que detenerse o adelantarse si no está listo para determinado tema o asignatura garantizando que el conocimiento llegue a su debido tiempo y se quede

  • Es una práctica liberadora que le permite al niño descubrir y aprender por sí mismo, resultado:  jóvenes con gusto por el conocimiento
Partiendo de esa curiosidad natural, de esa fuerza motora innata por conocer que tienen todos los niños, los padres fungimos como acompañantes en muchos casos y siempre como facilitadores del aprendizaje, poniéndo al alcance de los niños las herramientas para que desarrollen conocimiento, conocimiento que no es memorizado, conocimiento real que han tocado y comprendido, de tal forma que el niño puede ir descubriendo por sí mismo el por qué de las cosas y su aplicación en el mundo real. Esto tiene un gran efecto a largo plazo ya que resulta en adolescentes y jóvenes acostumbrados a investigar,  con gusto por el conocimiento y autodidáctas
  • Facilita la socialización: permite que el niño viva inmerso en el mundo sin límitantes de tiempo y espacio
Al no tener que permanecer por 6 ó 7 horas en un aula de clases con niños de la misma edad se amplia y multiplica el abanico de posibilidades que el niño homeschooler puede tocar. Aprende a relacionarse de persona a persona en el mundo real con niños de todas las edades, así como con adultos aprende la socialización en el lugar ideal "la sociedad". También al no haber una interrupción (timbres, hora de entrada, hora de salida) cambio de asignaturas sujetos a horarios el niño puede conocer y exprimir un tema tanto como pueda si quiere saber del sistema solar podrá hacerlo durante toda su infancia de muy distintas fuentes: leer un libro, ver videos, ir al planetario, a construir una vía láctea, esperar noches iluminadas para observar el cielo con un telescopio,y hasta escribir una carta a la NASA si le apetece.


  • Libera a los niños de la esclavitud de los estereotipos, las etiquetas, la discriminación y la competencia insana
 De todos es conocido la fuerte tendencia que tiene nuestro mundo de agrupar y etiquetar a las personas, entre niños no hay excepción y en muchos casos empieza incluso con muchos docentes que califican a sus alumnos de "hiperactivos", "inquietos", "latosos", "flojos", "distraídos" y hasta "burros"  o bien en el otro extremo de: "aplicados", "estudiosos", "cumplidos" 
No conozco nada más tóxico y limitante que esto para un niño y en las escuelas es inevitable, hoy día ha ido en incremento también el surgimiento de grupos que también tienen etiqueta y discriminan: los "populares" "nerds" etc y los niños se ven obligados a pertenecer y a agradar a sus compañeritos, a representar un papel y a confundirse en su esencia y personalidad, eso sin hablar del tan de moda bulling que ha existido (en menor medida) pero desde siempre. La escuela en casa da el timón y el control a los padres para enseñar valores y para fortalecer la estima, validar la personalidad única de nuestros niños.

  • Flexibilidad en los horarios de acuerdo al estilo y necesidades de cada familia
La manera de hacer educación en casa es tan diversa y única como cada familia lo es. Se puede adaptar por completo a las necesidades y particularidades de quien lo hace y brinda la oportunidad de:
  1. Preparar con calma y cuidado los alimentos que damos a los niños, especialmente el desayuno
  2. Comer sin prisas y adecuadamente
  3. Los niños duermen y descansan el tiempo suficiente
  4. Se pueden hacer viajes y "salir de vacaciones" en temporadas bajas 
  5. Visitar centros de recreación o museos cuando hay menos tráfico de gente
  6. No existen las tareas lo que da paso a la utilización óptima del recurso "Tiempo"

  •  Chicos por arriba de los stándares académicos
Hoy en día las estadísticas arrojan que los jóvenes que han sido educados en casa muestran resultados por encima de los estándares a la hora de evaluación para ingresar a las universidades y éstas lo saben cómo en el caso de la Universidad de  Yale y Harvard entre otras que tienen un apartado especial para recibir y becar a homeschoolers.


  • Horas y horas de libre juego
 El niño promedio citadino, o escolarizado pasa al menos 8 horas dedicado a labores de la  escuela. A qué hora descansan, juegan, a qué hora léen, dibujan a qué hora se aburren?! Sin contar el tiempo que tiene que usar para comer, aseo personal, ver TV, etc. El juego es básico en la infancia, el juego permite procesar y fijar el conocimiento, según Carla Hannaford  en su libro Aprender moviendo el cuerpo para que el conocimiento pueda ser procesado el cerebro requiere que el cuerpo se mueva, corra, ejercite y los niños de hoy no tienen tiempo para jugar. La educación en casa optimiza en tal forma el tiempo que son pocas horas las que se invierten al día y queda mucho para clases extras o para el libre y sano juego y hablo de juego no dirigido, sino del auténtico juego en el que el niño toma la rienda y suelta la imaginación, las emociones, los miedos y la diversión.

  • Desarrollar y formar carácter

En la actualidad hay un vacío en las infuencias que mueven a nuestros jóvenes, su mayuor influencia a dejado de ser la familia para converitse en sus amigos, un grupo a qué pertenecer o hasta un grupo de rock, no tengo nada en contra de admirar a alguien en partícular pero me refiero al gran vacío emocional con el que pueden estar creciendo los niños, se les llena de: escuela, clases extracurriculares, tv, videojuegos y dulces y juguetes y sin darnos cuenta vamos desconectándonos al punto que cuando llegan a la adolescencia la distancia es mucha.
Gordon Neufeld en su libro Hold on to your kids  habla de como los papás hemos perdido esa jerarquía y la hemos cedido al paso del tiempo a los contemporáneos de nuestros hijos; creo que hemos confundido y recargado en la escuela funciones que pertenecen sólo al ámbito familiar
 Considero personalmente que una fortaleza que ofrece el homeschooling es vincularnos estrechamente con los hijos e influir en ellos; esto puede suceder haciéndo homeschooling o asistiendo a la escuela tradicional, sin embargo creo que la educación en casa facilita grandemente que se pueda dar. Permite a los padres tener el control de qué y cómo enseñar a nuestros hijos, de priorizar y poner enfásis en temas de importancia de acuerdo a cada familia la escuela queda corta en temas de la vida cotidiana y real que cuando salen los chicos de la unversidad al campo laboral no saben desarrollar. Temas como el control y conocimiento de las propias emociones, la empatía, la integridad, la capacidad de negociación, la seguridad, la relación con el dinero, el uso adecuado y efectivo del tiempo, la autodisciplina,  son temas que a la larga cobran una gran factura que por más que un chico salga con mención honorífica si no es fortalecido en esto se ve completamente limitado y muchas veces condenado a fracasar o sufrir innesesariamente. Como papás tenemos la oportunidad increíble de elegir: tomar el control y ser la gran influencia.



Fuentes:

  •  Wikipedia
  •  Hold on to your kids, Gordon Neufeld
  • Como aprende tu Cerebro, Carla Hannaford
  • Aprender moviendo el cuerpo Carla Hannaford


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es súper importante, por favor no dudes en hacerlo